finanzas

5 Formas de sacarle el jugo a tu dinero

Posted on Posted in Contabilidad
1. Ponle una meta a tu ahorro

Para qué quieres ahorrar? Para irte de viaje? Para montar un negocio? Para comprar un apartamento? un carro? para qué? Ahorrarás mucho más rápido si tienes una meta clara de lo que quieres hacer con ese dinero…por ejemplo si quieres ir a pasar fin de año a Cartagena, entonces escríbele a tu alcancía “Cartagena” y empieza a echarle monedas aparte de ahorrar un porcentaje de tu salario. Si eres juicioso es muy probable que a fin de año tengas un gran porcentaje del dinero que necesitas para tu viaje.

 

2. Lleva un registro de lo que gastas

Si registras cada cosa que gastas, es probable que a fin de mes te des cuenta que estás haciendo muchos gastos innecesarios, compras mucho maquillaje, frecuentemente te compras un helado, todos los días comes una menta o en vez de tomar bus coges taxi….si sumas todos esos gastos imperceptibles verás que corresponden al 25% de tu salario aproximadamente. Si ahorraras ese 25% de tu salario todos los meses, a fin de año pudieras darte unas buenas vacaciones.

 

3. Evita los gastos hormigas

Si tomas café tres veces al día, pues prepáralo tú mismo en vez de comprarlo, bájale a los dulces (el de todito, el bianchi, choco break, etc.) y evita comprar empanadas y gaseosa todos los días. En vez de eso lleva comida desde tu casa y ahorrate unos pesos. Los gastos hormigas son esos que te parecen muy baratos e insignificantes y al final del día terminan sumando bastante dinero. Así que intenta eliminarlos por completo y echa esa plata en la alcancía.

 

4. No gastes en cosas que no necesitas

Ya te preguntaste…Realmente necesito ese par de zapatos o es puro capricho? Muchas veces compramos porque vimos una súper promoción, porque nos pareció muy lindo, porque estaba irresistible, porque era 2×1 y porque era el color perfecto…pero a fin de cuentas casi ni usas lo que compraste, ya no te gustó, te quedó pequeño, el color ya te pareció demasiado claro… en resumen perdiste esa platica…por eso cuando vayas a comprar algo, piensa si realmente va a ser útil, si lo vas a usar y mejor aún, si lo necesitas…porque esa plata la podrías ahorrar e invertir en otras cosas que valgan la pena.

 

5. Deja a propósito tu tarjeta de crédito en la casa.

La tentación es súper peligrosa, pasaste por el centro comercial sin querer y te antojaste de unos zapatos, de la camiseta de moda, de un reloj o perfume…y si tienes tu tarjeta de crédito a la mano, lo más probable es que compres esa cosa que tanto deseas, pero como no puedes pagar todo de una te lo difieren a 36 cuotas y finalmente terminarás pagando una vez y media el precio original…Por eso si eres comprador compulsivo mejor saca la tarjeta de crédito de tu casa cuando sea estrictamente necesario.